martes, 25 de julio de 2017

Narcos, o el relato realista de la historia de Pablo Escobar

"Narcos" fue y es la serie estrella de Netflix, su mejor carta de presentación. Hace unos pocos días se anunció la fecha de estreno de la tercera temporada y se publicó el primer 'teaser' de esta. Con este motivo, vamos a hacer una breve reseña a las dos primeras temporadas.
La serie se estrenó a finales de agosto de 2015, en la plataforma digital. Con varios nombres en la dirección y el guion, cobran mayor protagonismo los nombres del reparto principal, con Wagner Moura en el papel de Pablo Escobar, y Pedro Pascal y Boyd Holbrook como el agente Peña y el agente de la DEA, Murphy, respectivamente.

Wagner Moura en el papel de Pablo Escobar. Fuente: Semana.com

Si vamos a analizar estas dos primeras temporadas es porque en la tercera se va a hacer un cambio importante. Hasta ahora, Pablo Escobar era el gran protagonista, y la acción transcurría en la localidad de Medellín, pero en la tercera temporada todo va a ser distinto. El argumento se centrará en el cartel de Cali y en Los Pepes.

La mayor virtud que tiene la serie, desde mi punto de vista, es su buena imagen, está muy bien rodada y los planos, sobre todo al final de la segunda temporada, hablan por sí solos. Es un drama muy realista, y por eso, algunas imágenes son duras, pero muestran perfectamente la crueldad de lo que pasó en aquella época en Colombia. 

No solo la imagen hace que Narcos sea la historia más realista que se ha hecho de lo que rodeó a Pablo Escobar, si no que esto también se consigue porque en la versión original los diálogos son mayoritariamente en español, como en la vida real. En inglés solo encontramos la narración de Murphy, y los momentos en los que aparecen personajes norteamericanos.Y no solo eso, la gran parte del reparto está formada por actores latinoamericanos, originales del país, que también lo hacen más real. 

Boyd Holbrook (Murphy) y Pedro Pascal (Peña) en la serie. Fuente: Sensacine

El realismo es una de sus ventajas, y esto permite mostrarnos lo que pasó en esa época en el país americano, y lo hace desde todos los ángulos, desde los medios de comunicación, la política, la policía, el pueblo y los propios narcos. Es cierto que no todo lo que se cuenta es como sucedió, pero lo importante es que es verosímil.

El entretenimiento no decae en ningún momento, aunque las dos temporadas tienen un ritmo muy diferente. En la primera, los acontecimientos se suceden con rapidez y el ritmo es elevado, y por ello, no se pierde la atención. En la segunda, el ritmo se vuelve más pausado, y los episodios son más profundos y reflexivos.
Una serie realista, entretenida, bien rodada y escrita, que no ha pasado desapercibida por la crítica y por los premios más importantes (Globos de Oro) a los que ha sido nominada. Su éxito fue inmediato, y un ejemplo de ello es que sus protagonistas se han hecho famosos, nombres como Pedro Pascal o Boyd Holbrook ni siquiera nos sonaban y ahora encadenan varios proyectos gracias a su trabajo en "Narcos".

Ahora faltará ver si la tercera temporada es capaz de mantener el nivel de las dos primeras, con el cambio de la historia, de los lugares y de los protagonistas, el reto es importante, pero si se mantienen fieles a sus virtudes, el éxito está asegurado.

En conclusión, veo a "Narcos" una serie muy recomendable, entretiene y nos cuenta el relato de algo que sucedió en la vida real. Y lo hace de buena manera, como un drama crudo con una imagen muy realista.

Nota: 8'5 / 10

- Trailer oficial primera temporada:


- Trailer oficial segunda temporada:


- Trailer oficial tercera temporada (1 de septiembre):

lunes, 17 de julio de 2017

Película sencilla con interesantes toques reflexivos

Fuente: FilmAffinity
“Un don excepcional” (Gifted) es una película que se encuentra actualmente en los cines españoles, y que en algunos países ha sido estrenada tiempo antes. El largometraje ha sido dirigido por Marc Webb, y está protagonizado por Chris Evans, Jenny Slate, Octavia Spencer o McKenna Grace.
La película nos cuenta la historia de una niña superdotada a la que su tío matricula en un colegio normal para que aprenda a socializar con otros niños. Sin embargo, ella destaca pronto por sus dotes especiales en matemáticas y comenzará con ello una lucha entre los familiares de la niña y su tío, entre si internarla en un colegio para niños superdotados o hacerle vivir una vida normal.

Es un largometraje ya visto, no nos presenta nada nuevo y nos puede parecer que lo que nos cuenta ya lo han hecho con anterioridad en otras películas, pero se hace de una manera adecuada y no molesta volver a vivir lo que ya se ha hecho en otras. En ningún momento se hace pesada, entretiene y pone de relieve ciertos casos que conciernen a niños y de los que poco se reflexiona.

Una imagen de la película. Fuente: Sensacine
Para mí, ahí se encuentra el valor de esta película, en las interesantes reflexiones que pone sobre la mesa. La primera que me vino a la cabeza fue lo difícil que se hacen los casos legales con niños de por medio, ¿se actúa de la manera adecuada en ellos? ¿se piensa en los niños o en los adultos implicados? Y esto comienza a ser común en casos de divorcios o de muerte de los padres, y se debe pensar que el resultado del juicio va a condicionar el futuro de ese niño o niña.


Esta película es fácil que nos recuerde a una “hermana pequeña” de “Good Will Hunting”, y es que la situación de los superdotados es un terreno que queda por explorar porque no parece que se adapten de forma sencilla a una sociedad que en cierto modo les tiene una mezcla de envidia y miedo. Son diferentes, pero, al fin y al cabo, todos lo somos de cierta manera y eso nos hace únicos entre los demás.

Otro de los fotogramas de la película. Fuente: FilmAffinity
Por último, la última reflexión que me vino junto a la película fue sobre la infancia. ¿Qué debe hacer un niño? Jugar. Años más tarde, cuando se ha crecido, es bonito recordar con cierta nostalgia esos momentos de juegos con amigos o hermanos, y es una lástima que algunos niños decidan crecer tan rápido y saltarse años de juegos.

Más allá de esto, el largometraje complementa estas reflexiones con un buen reparto y un enrome Chris Evans, que ejecuta su papel de manera muy convincente y seria. Esto, junto con una niña muy acertada hacen la historia muy creíble y cercana. El guion tiene pocas frases que merece la pena guardar, el ritmo es adecuado, y algunas escenas tienen una bella imagen que actúan como perfecto encaje.

En conclusión, “Un don excepcional” es una película muy recomendable si se quiere pasar rato, con dramas con ciertos momentos agradables y sin demasiada complicación. No deja de ser una película sencilla, pero en ningún instante ambiciona serlo.

Nota: 8 / 10

miércoles, 5 de julio de 2017

El duelo como argumento

Fuente: Casa Del Libro
"Posdata, te quiero" es un libro de temática romántica escrito por la irlandesa Cecelia Ahern, publicado entre 2003 y 2004 alrededor de todo el mundo. Debido al éxito de ventas que tuvo en su momento, la historia ha sido llevada al cine en 2007, en una película protagonizada por Hillary Swank y Gerard Butler.

El libro se centra en el personaje de Holly Kennedy, que tras la reciente muerte de su marido debido a un tumor cerebral, debe aprender a rehacer su vida sin él. Para ello, cuenta con el apoyo de su familia y amigos, y una sorpresa que le dejó su marido Gerry antes de morir, en forma de cartas mensuales.

Tiene un ritmo lento, aunque hay una parte en que las cosas suceden demasiado rápido en el libro, como sin sentido, dando una ligera sensación de que son simple relleno. La mayoría de acciones me parecieron previsibles y muy simples. Por ello, tras un buen inicio, el libro se me hizo pesado en su mitad y lo terminé con pocas ganas. Es una lástima, engancha, pero todo se hace monótono conforme pasa. 

Ahern tiene una redacción muy amena y simple, que hacen que se lea rápido el libro. Y es de agradecer porque aunque no enganche, no se pierde mucho tiempo y se puede terminar pronto. Otra de sus virtudes es que enseña a que el luto es necesario y no es un proceso fácil ni rápido, ni mucho menos, es duro y largo. 

Cecelia Ahern, la escritora. Fuente:
Fierce Reads
A través de lo que vive Holly, el lector experimenta ese proceso de manera cercana y permite sacar lecciones. No lo hace de la forma más adecuada, pienso que hubiera sido más atractivo de otra manera, con una mayor exposición de recuerdos, más que nada para crear un vínculo más cercano hacia la pareja, para crear más nostalgia. 

La película puede que sea mucho más conocida, el libro poco se le parece y perfectamente se pueden disfrutar por separado porque comparten apenas una serie de detalles. Las diferencias entre uno y otro lo analizaremos en otro post que se publicará en el blog.

Lo recomendaría si se tiene algún amigo cercano o familiar que está pasando por una situación de duelo, porque puede ayudar a ponerse en la piel de él y ayudarlo. Sin embargo, le veo poco interés si no es así, creo que puede haber mejores lecturas, mucho más entretenidas o educativas. 

Nota: 7 / 10