Un clásico renovado sin perder la esencia Disney

Fuente: FilmAffinity
El cuento de "La Bella y La Bestia" ha sido llevado al cine de nuevo, y otra vez, de la mano de la Factoría Disney, que renueva así uno de sus clásicos que se estrenó allá por 1990. Esta versión, de 2017, estrenada en los cines de España y de casi todo el mundo este viernes 17 de marzo, está dirigida por Bill Conton, y cuenta con un gran reparto: Emma Watson (Bella), Dan Stevens (Bestia), Luke Evans (Gastón), Ewan McGregor (Lumiére), Emma Thompson (Sra.Potts), Ian McKellen (Din Don) o Stanley Tucci (Cadenza). Alan Menken, el compositor de la versión animada, también ha participado en esta, con lo que su toque, se nota.

Ficha de la película en FilmAffinity

El argumento es ya de sobra conocido, no creo que merezca la pena recordarlo, aunque por si acaso, lo comento. Bella es una chica que no encaja en su pueblo, es "perseguida" por Gastón, quien quiere que se case con él. Un día, su padre se pierde cuando iba de camino a una feria y queda encarcelado en el castillo de una Bestia. Ella decide ir en su busca y entonces, se cambia por su padre. Y llega lo de sobra conocido, Bella y Bestia.

Lo que más me ha gustado, es que se la ha dado a los personajes una mayor complejidad, más profundidad. Ya no son los típicos personajes tipo: el bueno, el malo, el raro... Tienen un contexto detrás que nos hace entender el por qué de sus actos. Por ejemplo, se descubre el por qué del carácter de la Bestia, el por qué de la agresividad de Gastón. Le Fou, el compañero de Gastón, ha sido el personaje que más se ha desarrollado, mucho más independiente y no tanto a la sombra del villano, aunque eso sí, seguirá a su lado. La historia no es igualita al pie de la letra, y se han añadido escenas que han aportado más a la acción. Ha habido unos ciertos guiños al cuento original, como que Bella le pide una rosa y eso será el desencadenante para que la Bestia haga prisionero a su padre, que me ha gustado.

Una de las escenas del filme. Fuente: laguiago.com
La estructura es muy clara y sencilla, no ha variado. El ritmo es lento en algunas partes, y lastra algo a la película, pues la hace pesada o poco original. La imagen es de lo mejor, visualmente es un disfrute y es lo que claramente la diferencia de las anteriores versiones. En cuanto a la música, poco que añadir, pues no son muchas las nuevas composiciones, aunque estas me han decepcionado, ya que parecían más de relleno que otra cosa y no aportan mucho.

Debo decir una cosa antes de acabar: no me ha gustado nada la versión española, han optado por traducir las canciones, que son cantadas por interpretes españoles. Esto es una decisión que no apruebo en absoluto, ya que lo normal en películas musicales es dejar las canciones en original con subtítulos y además, las voces no me han acabado de gustar y en ocasiones, las traducciones hacían a las canciones más lentas y aburridas. No tardaré en verla de nuevo, en versión original, os lo aseguro.

En conclusión, se ha mejorado el cuento, pero no deja de ser una versión más, actual y compleja. La "magia Disney" aun está presente, y se nota, le da ese toque "cursi". Por lo que, a quien le gusten este tipo de películas le va a gustar, y a quien no, no. 

Nota: 8,5 / 10

Tres protagonistas, un libro entretenido

Portada del libro. Fuente:
Casa del libro.com
"¿Quién te lo ha contado?" (The Other Side of the Story) es una novela de la autora Marian Keyes, del género chic-lit, que salió a la luz en 2008. Es una de las novelas más extensas de la escritora, y en el blog, es el segundo libro que vamos a reseñar de ella.

El argumento se centra en el mundo de la literatura, con dos escritoras (Gema y Lily) que cuentan su historia en primera persona, y una editora (Jojo), cuya parte está escrita en tercera persona. Aunque no lo parezca, las tres tienen puntos en común: Gema es la ex novia de la actual pareja de Lily, y desea que a estos no les vaya nada bien, Jojo es la editora de las dos, tanto de Gema y Lily, y por tanto, todas se conocen durante una parte, aunque nunca llegan a coincidir.

Con partes diferenciadas, cuatro en concreto, queda una estructura clara y dinámica, que hace del relato algo interesante. Cuando estás ya centrada en lo que le pasa a un personaje, se pasa al otro y aun te quedas pensando que le pasará. El ritmo es algo extraño, en algunos momentos, está acorde a lo que pasa, se comienza muy bien con Gema, pero parece que conforme avanza el libro, se tiene más prisa por acabar y ya no se centra tanto en lo que pasa, en darle el tiempo necesario.

Foto de la autora, Marian Keyes.
 Fuente: Daily Mail
El argumento es entretenido, la parte de Jojo es muy interesante porque te enseña los entresijos de las editoriales y todos lo que hay detrás de la publicación de un libro. Contiene algunos típicos clichés, pero la novela engancha y no se tarda mucho en leer, porque suceden muchas cosas, entre los tres personajes se llena bastante. El lazo entre los personajes es lo que más me gusta, aunque la historia de Lily es la que menos me atrajo, creo que no está tan desarrollada como las otras. 

Lo que más me decepcionó fue el final, me lo esperaba de otra manera, y para mi gusto, no está muy bien trabajado, parece algo precipitado acabar así. En ciertas ocasiones, tras lo que escrito a lo mejor algunos llegáis a esa conclusión, da la sensación de que el libro fue acabado de manera rápida y que esto hace que no sea tan bueno como podría ser, porque potencial tiene. 

En conclusión, el libro parece estar hecho para entretener, y eso lo consigue. Sin embargo, no lleva reflexión ni nada por el estilo, y si no fuera por la estructura, quedaría plano. Aun así, recomiendo su lectura, sobre todo si se busca un libro de este género. A mí me gustó y me entretuvo, y es lo que se propone.

Nota: 7,5 / 10

Una lucha necesaria por la igualdad

Cartel de la película.
Fuente: FilmAffinity
Día 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora. Creo que no hay día más idóneo para publicar mi reseña de la película "Sufragistas", por lo que significa y por la reflexión que nos puede aportar. "Sufragistas" (Sufragette) es un largometraje británico dirigido por Sarah Gavron y protagonizado por Carey Mulligan, Helena Bonham Carter, Anne-Marie Duff y que cuenta con la aparición, aunque corta, de Meryl Streep. Fue estrenada en diciembre de 2015 en todos los cines, incluido en España.
La película nos cuenta la lucha de las mujeres obreras en el movimiento sufragista de principios del siglo XX en Reino Unido, donde tuvo su origen. Se centra en la figura de Maud (Carey Mulligan), quien sacrificará muchos aspectos de su vida por reivindicar la igualdad de las mujeres mediante el voto político. 

El filme se centra en lo que nos quiere contar, por eso no destaca su lado artístico, con una aceptable imagen y con una normalidad en cuanto a lenguaje cinematográfico. El transfondo histórico aparece acertado, sin quitar la crudeza de las "batallas" entre sufragistas y polícia. Se nos presenta un relato conmovedor al personalizarse en Maud, ya que se llega mejor al espectador, potenciado por un magnífico reparto liderado por Carey Mulligan, quien está espléndida, y las buenas actuaciones de Helena Bonham Carter o Anne-Marie Duff, que interpretan personajes secundarios pero a la vez esenciales. Y como no, la incombustible Meryl Streep en el papel de una de las principales líderes del movimiento sufragista, Emmeline Pankhurst, que aunque no aparece durante mucho tiempo, está perfecta, creo que siendo alguien tan importante se ha acertado mucho en darle ese papel a una de las mejores actrices del momento.

La mayor parte del reparto del filme. Fuente: rtve.es

La fuerza de la película reside en la reflexión que esconde, en su enseñanza. En primer lugar, se aprende de historia, un momento que fue clave en la lucha por la igualdad, esa que aun no ha terminado y que sigue vigente en un nuevo escalón. Y ahí está su importancia, pues Sarah Gavron, al traernos este filme, devuelve a la actualidad un tema candente, puede que las mujeres ya consiguieran el voto político hace años, pero como ya digo, aun queda mucho por hacer en cuanto a la igualdad entre géneros, tanto a nivel laboral como económico o social. Y que menos que se nos haga ver la lucha que hicieron las mujeres de entonces,pues puede hacernos entender el problema, que como ya digo y por desgracia, aun es tema actual.

Un momento de la película. Fuente: Hoy Cinema, ABC.es

Desde el primer minuto me hizo sentir rabia, pena, compasión a la misma vez, y me di cuenta, que aunque de otra manera, las mujeres de hoy en día aun sufrimos desigualdades en una sociedad, todavía en parte machista. No había visto mejor ocasión para compartir estas reflexiones y esta breve reseña de una muy buena película. Y no solo hace reflexionar sobre la lucha de las mujeres, sino también por la situación de las mujeres obreras y trabajadoras de la época, que realizaban trabajos más duros y recibían un sueldo mucho menor que el de los hombres.

En conclusión, película sencilla pero potente en cuanto a su mensaje. Vital para hacernos reflexionar sobre la lucha para la igualdad entre hombres y mujeres, y que considero fundamental en este ocho de marzo, aunque no se debe dejar solo para este día. Y pensad algo: si celebramos este día es en parte a esas mujeres que lucharon incansablemente por sus derechos.

Nota: 8,5 / 10

Entradas populares